viajar a Bután en primavera

Trekking a monasterio budista, Punakha ©Álvaro Maldonado

Viajar a Bután en primavera

¿Vas a viajar a Bután en primavera? Te adelantamos que es la mejor época para conocer el pequeño reino del Himalaya porque reúne las condiciones climáticas idóneas para descubrir todos sus encantos y misterios. Descúbrelos en este artículo.

Aspectos a tener en cuenta si vas a viajar a Bután en primavera

Entre marzo y mayo se desarrolla la mejor época para viajar a Bután porque es el momento en el que el clima es más suave y la temperatura media es más agradable (será raro que se superen durante el día los 22 grados de media). En primavera el viajero no encontrará el clima caluroso propio del verano en Bután ni el frío de la estación invernal. Viajar a Bután en primavera implica una explosión de color en todo el territorio, conformado en un 70% por bosques.

viajar a Bután en primavera

Estudiantes en Punakha ©Álvaro Maldonado

A mediados de abril se celebra además uno de los festivales más importantes de Bután, el Tsechu de Paro, que tiene lugar en el monasterio de Rinpung Dzong y dura entre tres y cinco días. Al viajero le sorprenderá su espectacular danza de los sombreros negros al ritmo de los tambores.

Otro festival menos conocido pero igual de sorprende si vas a viajar a Bután en primavera es el Tsechu de la ciudad de Punakha que tiene lugar a mediados de marzo. Los festivales suponen un legado cultural, artístico y patrimonial de primer lugar en Bután, ya que son transmisores de la cultura local a través de sus danzas, sus ricos vestidos y joyas y sus famosas máscaras.

Si todavía no has decidido cuándo viajar a Bután tienes que saber que hacerlo en primavera es además la mejor época para al avistamiento de aves y el momento en el que florecen algunas de las flores más espectaculares del país, como jacarandas púrpuras del Dzong de Punakha.

Valora este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *