viajar a la India en septiembre

Templo Gran Tanjore de Tamil Nadu ©Narasimman Jayaraman

Viajar a la India en septiembre

Si vas a viajar a la India en septiembre el clima invita a recorrer el país de norte a sur, aprovechando además que los precios no son muy elevados.

Viajar a la India en septiembre: zona norte

viajar a la India en septiembre

Templo Meenakshi en Tamil Nadu ©Jean-Pierre Dalbéra

Delhi, Agra y Jaipur, el famoso Triángulo de Oro, son destinos obligados en el mes de septiembre. El viajero se sorprenderá también con el desierto de Rajastán, sus fuertes y sus palacios.

El viajero interesado en conocer de primera mano la cultura monacal tibetana no se puede perder en septiembre el Festival de Ladakh, que se celebra en el Himalaya del 20 al 26 de septiembre. En la ciudad de Leh, antigua capital del reino de Ladakh, tiene lugar la ceremonia de inauguración de este festival. Varios grupos culturales de la región Leh llevan a cabo una procesión atravesando el mercado, y hay bailes, cantos y músicas tradicionales. Además se celebran competiciones de tiro con arco, polo y bailes de máscaras.

Viajar a la India en septiembre: zona sur

En la zona tropical del país, una vez pasado el monzón se celebran numerosos festivales. Es un momento ideal para relajarse en las playas de Goa y Kerala experimentando el ayurveda.

viajar a la India en septiembre

Templo Jagdish en Udaipur ©Daniel Mennerich

Por otra parte, los templos de Tamil Nadu se encuentran en un momento de gran actividad religiosa, por lo que es el viajero puede entrar en contacto con los rituales más singulares del hinduismo. En Kerala, el 14 de septiembre se celebra el Festival de Onam. Durante diez días, las calles de Kerala se llenan de color y se realizan desfiles y actividades musicales.

Viajar a la India en septiembre, coincidiendo con la entrada del otoñocoincide además con el festival de Ghanesa. Se celebra en Maharastra el nacimiento del dios Ganesha, de cabeza de elefante y cuerpo humano. El festival es muy vistoso de cara al viajero, porque las calles se llenan de color y se colocan figuritas de Ghanesa en las casas.

 

Valora este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.